Sunday, May 10, 2015

TE AMO NO IMPORTA DÓNDE ESTÉS POR VÍCTOR HUGO VISVAL




TE AMO NO IMPORTA DÓNDE ESTÉS

La vida se llena de ascensos y caídas….retos, dificultades; alegrías y tristezas.

Hoy sin embargo siento una mezcla de ambas…hace casi 35 años mi rosa madre pasó a otra dimensión, pero dejó huellas imborrables en mi memoria… su amor incondicional por la gente, su entrega y sacrificio por cualquier persona.

Su profunda humanidad y su alegría, recuerdo en mi infancia que cantábamos todos los días y me preguntaba al volver del colegio: ¿Qué has preguntado hoy?

Por ello hoy quiero dirigirme a todos los afortunados que la tienen en cuerpo y alma o a aquellos que la tenemos en espíritu….deténgase y contempla todos los momentos de amor, de afecto, de alegría que nos han proporcionado y responde con gratitud no sólo cada segundo domingo de mayo, sino cada día, cada mañana al encontrarte con su mirada. No dejes pasar esos momentos, son regalos que la vida nos brinda y que no sabemos valorizar porque no cuestan, sin embargo enriquecen nuestro diario vivir. Sumérgete en esa riqueza que nos saca del marasmo y del caos del diario vivir.

Se que nuestras vidas no son perfectas, pero devolver lo mucho que recibimos de ellas en pequeñas cuotas diarias. Así aprenderemos a saborear los colores de la Vida.

Deja de preocuparte en comprar regalos que debes envolver en bonitos papeles y lazos que muy pronto de destruyen demostrando los efímero de su valor, cuando pueden llenar a su madre de caricias y afectos esenciales que
acompañadas de una sonrisa afectuosa son los regalos imperecederos que se guardan en el tesoro de sus memorias.

Que un tierno abrazo borre las tribulaciones de su rostro, que nuestras manos sirvan más que un simple aplauso…para buscar acariciarla y reconfortarla.

El mejor regalo que puedes darle es el regalo del amor, el reconocimiento y la felicidad que un hijo pueda darle a una madre.

Que Dios les de la sabiduría a todas las mamis del mundo porque en sus manos y en su corazón está la clave para convertir y desarrollar la humanidad y bonhomía de nuestra especie. Hoy como nunca cada vez necesitamos mas su presencia, hoy como nunca necesitamos que nosotros los hijos reconozcamos con amor, porque el amor necesita pagarse con amor …no con dolor, salvo mejor parecer.

Víctor Hugo VisVal
Koach InterConexionista
Post a Comment