Monday, January 13, 2014

ROSAS AZULES POR FANNY JEM WONG


ROSAS AZULES


Sensación mágica, apodérate de mí
necesito cruzar el umbral siniestro,
penetrar en las sombras
ahora que  la noche me llama
quiero saborear la muerte
hambrienta de eternas rosas azules.
Dios, cierra tus ojos…descansa
todo se torna penumbra.
Ahora danzan mis fantasmas
con relucientes vestidos
tan negros como el mismo ébano
Silenciosos,
de puntillas
flotan, giran entre el éter y el misterio
¡Oh, Dios! Yaces dormido
Dicen que el hombre
hace que el lado oscuro de Dios se ilumine
cuando saca sus demonios.
Entonces yo te pido, Creador, duerme,
sueña tranquilo
que yo deseo liberarme.
Invoco a las Furias
Angustias
Dolores
Silencios
Torturas
Anuncien mi llegada
llevo en las manos mi pluma de escarcha plateada
lienzos bañados en sangre,
ríos negros,
una llave de oro
para liberar mis tormentos
Escucho los ecos de sus voces
ensordecedoras,
lacerantes,
suplicantes,
dirijan mis pasos en bosques tenebrosos
hacia gemas de rosas azules.
Camino entre colinas y abismos
que me conducen vertiginosamente
hacia laberintos metamórficos.
Donde crepitan los arquetipos
rasgándose uno a uno
los velos de sedas azules.
Se dibujan ante mis ojos
reflejos maravillosos de espejos.
Extasiada, camino sobre brasas
hacia precipicios inmensos.
Llego al borde, me detengo,
abro los brazos, crujen mis huesos,
me precipito
en círculos que parecen eternos.
Ningún temor asola
sé bien hacia dónde el viento
en mi caída me arroja,
cruzo el umbral
al que muchos hombres le temen .
¡Oh, Inspiración!
Me entrego a ti
cual mujer enamorada entre tus brazos
liberando mi alma
de triste agotamiento.
Veo las miradas inquisidoras y frías
como esferas de acero
carcomidas por el tiempo,
sin vida.
No me importa
Llegué
¡Estoy aquí!
En mi amado Edén de rosas azules
Me siento mujer que arde como el fuego
Danzo frenética sobre mis lienzos
dejando las huellas de todos mis ríos negros
¡Oh, Dios!
Estoy cantando
Despierta ahora, dulce amor celestial,
que tengo en las manos
mil rosas azules para regalarte.
JEM WONG
15.12.2004
Hacer versos malos depara más felicidad que leer los versos más bellos.
Hesse  Hermann
(Jemwong)









































Post a Comment