Google+ Followers

Friday, November 13, 2009

POEMA NO ME DEJES, AMOR, EN LA AÑORANZA DE ANA INÉS BONNIN ARMSTRONG

DOLOR  Y MUERTE



POEMA NO ME DEJES, AMOR, EN LA AÑORANZA DE ANA INÉS BONNIN ARMSTRONG


No me dejes, amor, en la añoranza.
Dame, por fin, seguro y alto vuelo.
Desarráigame, fíjame. Recelo
que aquí no lograré paz ni bonanza.
Mi sed inextinguible se abalanza
y busca un ancho río, paralelo
de un mísero y exhausto riachuelo.
¡Amor! Sacia mi sed; dame pujanza
para volcarte en molde sin orillas.
¿Por qué, por qué te ciñes y encastillas
cuando posees fuerza de coloso?
Quisiera derramar esta ternura,
que rebasa mi pecho, en la mesura
de un pecho inmensamente generoso.

LETRA ' EL POEMA NEGRO’ GILLMAN

DOLOR  Y MUERTE



LETRA ' EL POEMA NEGRO’ GILLMAN
[I]
Cuando moría me abrazó
Y con voz quebrada y lastimera
Me dijo que en prueba de este amor
Me dejaba su blanca calavera

[II]
Que la robara de su propia tumba
Y que en mis horas alegres o de duelo
Su espíritu vendría desde el cielo
Y a través de ella me vería

[III]
Y el tiempo pasó
Siento su voz
Reclamándome
¡Cumple tu promesa!

[IV]
Al fin llegó la noche
Llena de oscuridad y viento
Batiéndose la lluvia y los truenos
El mar rugía a lo lejos

[V]
Ardiente el corazón y presa de terror
Escalé la muralla de los muertos
Sentí de inmediato su presencia
En aquel viejo cementerio

[VI]
Nada cambiará
Siempre estarás allí
Mirándome…
Aunque tus ojos ya
¡no me puedan ver!

[VII]
Por las calles sombrías
Del desierto camposanto
Llegue así a mi destino
Rodeado de coronas y de santos

[VIII]
Una lámpara me dio el brillo
Rompí su mármol con un martillo
Una ráfaga pestilente
¡un fuerte olor a muerte!

[IX]
Al fondo de la caja
Entre vendajes y mordajas
Olas de hirvientes gusanos
Se la tragan lentamente

[X]
De sus brillantes ojos
Quedan dos grandes huecos
Y de esa boca que era tan apasionada
Una muda y terrible carcajada

[C]
Éste amor
Es mi dolor
La locura
Contra la razón [bis]

[XI]
“De su belleza que radió cual astro
No había allí tan siquiera un rastro
Era un informe y corrompido andrajo
La miré contristado, mudo, inerte
Medité en los festines de la muerte
Y me hundí en el sepulcro abierto a tajo.”

[XII]
“Temblorosas tendiéronse mis manos
Al inmenso hervidero de gusanos
Busqué de la garganta las junturas;
Nervioso retorcí; hubo traquidos
De huesos arrancados y partidos…
Hasta que hollando vi las sepulturas”.

[XIII]
“Huí miedoso entre las sombras crueles.
Creyendo que los muertos en tropeles
Levantaban su forma descarnada
Corriendo a rescatar su calavera
Esa yerta y silente compañera
De la lóbrega noche de la nada…”

[XIV]
“Eso pasó… fue ayer… hoy, en mi mesa
Cual escombro final de su belleza
Helada, muda, lívida e inerte
Sobre mis libros en montón osa
Cual una gigantesca y blanca rosa
¡Que ostenta la risa de la muerte!

[XV]
Sus grandes cuencas como dos cavernas
Me miran inmóviles y eternas
Y soñando la veo transformarse
En lo que era y comienza acercarse

[XVI]
Me siento suyo, la siento mía
Pero pronto mis pupilas me despiertan
Para mostrarme la imagen de la muerte
Que estática y sombría me contempla

[XVII]
Cuando yo me muera
Linda calavera
Me acompañarás
Hasta la eternidad

[Repetir C x2]
Fuente: musica.com

Wednesday, November 11, 2009

TE QUIERO POR MARIO BENEDETTI -POEMAS ILUSTRADOS


Te quiero
Tus manos son mi caricia
mis acordes cotidianos
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia
si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos
tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro
tu boca que es tuya y mía
tu boca no se equivoca
te quiero porque tu boca
sabe gritar rebeldía
si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos
y por tu rostro sincero
y tu paso vagabundo
y tu llanto por el mundo
porque sos pueblo te quiero
y porque amor no es aureola
ni cándida moraleja
y porque somos pareja
que sabe que no está sola
te quiero en mi paraíso
es decir que en mi país
la gente viva feliz
aunque no tenga permiso
si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.
Poemas de Mario Benedetti